3 nov. 2011

Los juegos: métodos creativos de enseñanza


No hace mucho en una reunión en la que intentábamos elaborar un documento de ayuda para padres y profesores que recogiese aquellos aspectos que deben ser tenidos en cuenta  para la utilización de internet en casa y en el colegio, un profesor resumía su forma de pensar con una frase: “es muy sencillo: internet se puede usar para aprender, no para divertirse”.
No sé que me causó más sorpresa si la afirmación rotunda y convencida por su parte o el asentimiento de la mayoría de los asistentes. Si nosotros mismos entendemos que aprender y divertirse son dos cosas casi opuestas ¿cómo nos extrañamos después por tener alumnos desmotivados y aburridos en el aula? Tendríamos que sentirnos satisfechos entendiendo que su cara de hastío puede ser una prueba de que los muchachos están “a lo que tienen que estar”: Aprendiendo.
Entonces recordé el vídeo que comparto con vosotros a continuación: “Mateo y todo lo inesperado que te pueden enseñar los videojuegos” en el que se le pregunta a Mateo que pasa mucho tiempo jugando con videojuegos si aprende algo con ellos.  Os sugiero que le dediquéis unos minutos de atención antes de seguir leyendo:


Y ahora imaginad a uno de vuestros mejores alumnos, capaz de sacar un 10 en un examen de historia, ciencias o cualquier otro tema si le pedimos después de  unos meses (a veces con unas semanas es suficiente), sin avisar, que nos responda a alguna de las preguntas de aquel examen... ¿cuánto es capaz de recordar? ¿No os ha pasado muchas veces que tras las vacaciones y al comenzar un nuevo curso los alumnos aseguran no haber oído nunca aquello  (“eso no lo hemos dado”) que aprobaron el curso pasado?
Cada vez me interesa la utilización del juego en proceso de aprendizaje. El juego es considerado esencial  cuando trabajamos con niños pequeños, pero llegado un momento  prescindimos de él por entender que hay que empezar a “trabajar en serio”.  Recordando ahora a Ken Robinson (¿La escuela mata la creatividad?) y  observando cómo el niño (creativo por naturaleza) a medida que va creciendo ve limitadas sus posibilidades de desarrollarla hasta perderla poco a poco por “falta de uso”,  me gustaría hacer una  reflexión sobre el potencial del juego como herramienta para desarrollar en la creatividad en nuestros alumnos.
Manuela León Ramírez, Idania Bárcena Gallardo y Nehemias Cook MacNeil (Facultad de Ciencias Médicas, Las Tunas, Cuba) firman un interesante artículo: “Los juegos: métodos creativos de enseñanza” del que destaco algunas ideas:
“La clase como forma básica de organización de la enseñanza debe responder a las demandas que plantea la escuela moderna, por lo que los objetivos no pueden lograrse mediante la ampliación del tiempo dedicado a la enseñanza sino principalmente mediante la intensificación del trabajo escolar, donde el alumno se desarrolle integralmente protagonizando un verdadero papel activo en las clases. Una vía para lograrlo es la utilización de métodos que pongan en marcha procesos creativos y propicien una enseñanza en la cual los alumnos van resolviendo problemas, organizando ideas, etc, originándose así un aprendizaje agradable y profundo.

“El juego:
  • Provee de nuevas formas para explorar la realidad y estrategias diferentes para operar sobre ésta.
  • Favorece un espacio para lo espontáneo, en un mundo donde la mayoría de las cosas están reglamentadas.
  • Le permiten al grupo (a los estudiantes) descubrir nuevas facetas de su imaginación, pensar en numerosas alternativas para un problema, desarrollar diferentes modos y estilos de pensamiento, y favorecen el cambio de conducta que se enriquece y diversifica en el intercambio grupal.
  • Rescata la fantasía y el espíritu infantil tan frecuente en la niñez. Por eso muchos de estos juegos proponen un regreso al pasado que permite aflorar nuevamente la curiosidad, la fascinación, el asombro, la espontaneidad y la autenticidad.”

“Los juegos creativos nos permiten desarrollar en los estudiantes la creatividad y bien concebidos y organizados propician el desarrollo del grupo a niveles creativos superiores.
Estimulan la imaginación creativa y la producción de ideas valiosas para resolver determinados problemas que se presentan en la vida real.
Existen varios juegos creativos que se pueden utilizar para romper barreras en el trabajo con el grupo, para utilizar como vigorizantes dentro de la clase y desencadenar un pensamiento creativo en el grupo de estudiantes.”
Son sólo algunas ideas recogidas en el  citado artículo que me animan a seguir investigando en las posibilidades que el juego ofrece tanto en casa como en el colegio para el desarrollo de un aprendizaje creativo. Estoy segura que muchos de vosotros ya estáis trabajando con juegos y tenéis experiencias para compartir, os invito a dejar un comentario con vuestros pequeños o grandes descubrimientos  indicándonos los juegos que utilizáis, las aplicaciones que tienen y la valoración que hacéis de la experiencia estoy deseando aprender mucho sobre el tema y estoy segura que muchos como yo os lo agradecerán.
Para IneveryCREA

2 comentarios:

  1. Cuestión que se nos olvida demasiadas veces: la de que aprender nos puede gustar. Pero cómo planteamos esto a la gran mayoría de los docentes que piensan que su trabajo es eso: trabajo, algo serio y aburrido. ¿Qué cara ponen cuando les decimos que nos gusta trabajar, que nos divertimos trabajando y que aprendemos con ello? Pues... de poker. Esa misma que ponen ante la cuestión del juego, la creatividad y su aplicación en el aprendizaje del alumnado o de sus hijos. #muchoquecambiar

    ResponderEliminar
  2. El lunes una alumna me dijo que mis clases eran, "por decirlo de alguna manera, divertidas" ¿Por qué añades, por decirlo de alguna manera?, pregunté, ¿es que no puede ser una clase divertida? Profe, ¡que son clases!, contestó, indicando con su gesto que me tomaba por loca por hacer semejante afirmación.
    Reecordé este post tuyo tan acertado y tus ideas llevan rondándome la cabeza toda la semana. ¿Cómo pueden los alumnos asimilar aprendizaje y diversión cuando tantos profesores no lo hacen?
    Hoy, mi compañera de compensatoria, que entra en mis clases para compartir el trabajo, que no para apoyarme, me ha enseñado todo su arsenal de juegos para trabajar la morfología y la sintaxis: bingo, scattergories, oraciones despiezadas con las que tiene diseñados diferentes juegos...Un tesoro. La próxima semana nos dedicaremos a jugar, espero contarte lo mucho que hemos aprendido y lo bien que nos lo hemos pasado.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails