15 nov. 2010

#quedadamadrid: Virtualidad Real

Supongo que a estas alturas todos habréis oído hablar de la #quedadamadrid que se celebró este fin de semana  y que reunió a profesores de toda España.
¿Y Cómo fue que llegué yo a verme el pasado sábado a las 12:00h en el Km 0 de la Puerta del Sol?
5174187289_030959ba6a_b
Voy a intentar ir al grano porque esta es de las veces en las que peligran las dimensiones de esta entrada y no quiero cansar demasiado.
Los que no saben de lo que estoy hablando se merecen una explicación: desde hace unos meses aprendo y comparto mi trabajo, mi tiempo y mis emociones en Twitter (¿una Red Social?… ¡pues no! o no sólo eso), al principio sólo leía lo que los demás escribían y me fui haciendo seguidora de un grupo de profesores que me daban auténtica envidia, ¡que buen espíritu se respiraba al leerlos! ¡como me gustaría ser uno de ellos, pensaba!, parecían conocerse muy bien y llevarse mejor, todos compartían pasión por enseñar y  se entendían en un lenguaje que al principio me resultaba extraño, lleno de sostenidos (#) arrobas (@) y abreviaturas. Pero el espíritu de lo que observaba desde fuera me empujó a intentarlo (¡ay! ¡que he dicho que iba a abreviar…!”), poco a poco perdí el miedo y empecé a participar en las conversaciones, las bromas y los debates (totalmente gratificante, #recomiendo sin dudar), a conocer a muchos y a cogerles cariño también. En un momento dado empezaron a hablar de quedar para conocerse (desvirtualizarse) a buscar fecha, lugar… y yo pensaba: ¡ya me podían invitar!, así surgió la #quedadamadrid, etiqueta con la que se identificaban todos los mensajes que hacían alusión al evento. Un día piqué por curiosidad en un enlace de lo que se intercambiaban y me llevo a google docs con un mensaje de que no tenía permiso para entrar… ¡snif!, bien, pues no pasó ni una hora y recibí un mensaje de Juan Carlos Guerra (@juancarikt   para los twittamigos) invitándome a compartir el documento. Allí estaba la lista de los que pensaban asistir, lista que yo fui viendo llenar muchos días sin atreverme a poner mi nombre (seguía teniendo mis miedos a parecer una “intrusa”), mientras tanto, seguí conociendo en twitter a muchos y muchas de los que se iban apuntando. Pero un día leí un mensaje que decía: último día para cerrar la lista de #quedadamadrid y al grito de ¡ahora o nunca!… escribí mi nombre y...
… El sábado llegué  a la Puerta del Sol de Madrid un poco antes de la hora convenida para reconocer el terreno, me coloqué en los alrededores del lugar acordado y comencé a mirar fijamente a todo el que se acercaba con la esperanza de reconocer o ser reconocida enseguida. Cinco minutos antes de las 12:00h, se acercó un grupo muy decidido y comencé a observarles convencida de que eran una parte de mis compañeros de aventura, se disponían a hacerse una foto y yo me dije: ¡venga! ¡acércate! seguro que es la foto de “los primeros en llegar” y si tu estás aquí no puedes faltar en ella, di dos pasos adelante muy decidida cuando unas voces en alemán (creo) que parecían decir: ¡a ver…! ¡todos! ¡pa- ta- ta! (no es una traducción literal pero no andará lejos), me hicieron ver mi error y disimulando hice mutis por el foro y volví a mi posición anterior.
Pero no tuve que esperar mucho, a los pocos minutos el maestro de ceremonias levantó su chistera y… COMENZÓ LA MAGIA, materializada en sonrisas, sorpresas (¿eres tú…? ¡¿de verdad que eres tu…?), besos y abrazos (¡y eso que no habíamos empezado a hablar!). Mi primera macrodesvirtualización había comenzado (¡pero que friki eres tía, me dice mi sobrina Alicia cuando me escucha hablar así!) y… ahora empieza lo difícil, porque ¿cómo resumo yo todo lo que pensé, compartí, descubrí y sentí este gran día?, me parece que mi entrenamiento twittero resumiendo en 140 caracteres no me va a servir de mucho hoy, haré lo que pueda.. ¡a ver!:
- La organización: @juancarikt  y @bernabe organizadores del evento (¡magníficos organizadores!), pusieron tanto cariño… la chapa que nos identificaba ¡que acierto!, desde el principio llevábamos ya la #quedadamadrid junto al corazón y ahí se quedará para siempre. Las más de 40 pajaritas (¿ he dicho que nos juntamos 40 profesores y profesoras?) con sus xtantos dobleces, sus ojitos pintados y su gotita de pegamento paraquenoseestropeasenenelcamino que @bernabe nos preparó ¿se pueden poner más ganas y más ilusión en conseguir que nos sintiésemos queridos? ¡Gracias a los dos!
-Los  participantes: ¡Ufff! ¡Esto si que es fuerte! ¡Que grupo!, que ganas de hablar todos con todos, que de cosas para compartir, cuantas ideas para mi libreta roja, cuanta pasión por lo que hacen, cuantas sonrisas, cuanto buen rollo, tolerancia con mayúsculas, respeto, admiración, ganas de seguir y seguir. A media tarde no podíamos más y conseguimos que nos hiciesen sito en un lugar para tomar una cerveza sentados, @similiki (¡guapa!) me miraba y me decía… ¡te puede el sueño!, porque me había quedado callada, pero me podían más otras cosas. Estuve un rato mirando a cada grupo, recordando cuando les “oía hablar” en twitter sin atreverme todavía a participar, cuando pensaba lo que me gustaría ser parte de  “ellos” y les veía ahora igual… compartiendo, riendo, debatiendo… ¡y yo estaba allí como una más! ¡Que suerte tengo, pensé! ¡que bueno es esto!, lo saboreé en silencio un rato y volví de nuevo a la conversación.
- El entorno: Nos habían preparado dos bonitos y largos paseos para que los que no éramos de Madrid pudiésemos conocer un poco los lugares más emblemáticos y eso si que estuvo bien, ¡que acierto! el ir hablando a la vez que nos movíamos nos permitió no quedarnos en una sola conversación, pasábamos de una a otra y hablábamos y hablábamos para aprovecharnos unos de otros de lo que escuchábamos, de lo que contábamos… así recorrimos Madrid, haciéndonos fotos para poder recordar lo que muchos no vimos por no perder el hilo de lo que se decía a nuestro alrededor. Muchas veces he asistido a encuentros en los que lo que más he valorado son los descansos entre ponencias, los cafés y tiempos libres porque te permiten intercambiar opiniones con la gente, el acierto de este nuestro encuentro ha sido dedicar el día entero a esos momentos sabrosos que dejan muchos más posos que el café. ¡Perfecto el día, perfecto el entorno!
5174792118_0f64059fa4_b No quiero extenderme más, no acabaría nunca, (menos mal que  no tengo que contarlo en 140 caracteres…). Quiero daros las gracias a todos vosotros, ¡mis amigos!, a partir de ahora para mi ya no existe la realidad virtual sino la virtualidad real. Estoy deseando volver a encontrarme con todos otra vez en twitter, en Madrid, en Salamanca… da igual, me alegra saber que seguiré aprendiendo de vuestras experiencias, de vuestra vocación, de vuestra pasión por la enseñanza, me alegra saber que nunca me sentiré sola porque siempre habrá alguien que en 140 caracteres me dará una respuesta y me hará sentir bien.
Os iré enlazando todo lo que se ha escrito y se escribirá de este encuentro y si se me olvida algo decídmelo por favor que me gustaría tener todas vuestras palabras guardadas aquí como recuerdo. ¡Os quiero!,

Se ha escrito  (de momento) sobre #quedadamadrid:
Emoción, Educación y Twitter  por Víctor Cuevas.
Mi visión de #quedadamadrid por Gregorio Toribio.
Cuando vengáis a la #quedadamadrid, chulapos míos por Lui Palacios.
El mismo post, la misma lluvia, por Isabel Ruiz.
Yo estuve en la desvirtualización twittera de #quedadaMadrid por Antonio Garrido.
Y nos dieron las 10 y las 11…#quedadaMadrid por Juan Carlos Guerra.
Madrid es especial  por Alejandro Folch.
Lo que pudo ser...y fue...#quedadamadrid por Nicolasa Quidman.
Quedada Madrid por Paloma Martínez.
Soy Profesor por Fernando Checa
QuedadaMadrid por Juan Ignacio Castro

11 comentarios:

  1. Carmen, ha sido un placer conocerte en persona. Espero que no sea la última y que tengamos conversaciones de esas que se guardan en la libreta roja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ole esa sonrisa que nunca cesa ni en tu avatar ni en persona. Un encuentro que seguro que no será el último. #deseandolo

    ResponderEliminar
  3. Qué emocionante post Carmen. Muchas gracias y un fortísimo abrazo.
    Nos seguimos leyendo hasta que nos volvamos a ver ;)

    ResponderEliminar
  4. Carmen, estoy emocionada perdida!!! Fue espléndido contar con tu sonrisa perenne, con tu conversación y tu presencia entera. Me alegra mucho que fueses tan valiente y te animases a venir... sobre todo, que no te arrepientas de pertenecer a este mundillo de los frikis de la enseñanza 2.0 ;)))
    Qué buena idea la de unir los post al respecto!! Te queremos!!!

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho tu post, y que no hayas resumido, más, ¿para qué?. Cuando se escribe con el corazón, no se terminan las palabras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Querida Carmen.
    Corto tu post, como la #quedadaMadrid, corta. Y es que las cosas que se disfrutan se hacen cortas.

    Emotivo tu post, como la #quedadaMadrid. Y es que las cosas que salen del corazón emocionan.

    Muy pocas dobleces hice para todas las que os merecéis.

    Gracias por liarte la manta a la cabeza, cogerte el tren y hacernos disfrutar de tu sonrisa.

    Y ya sabes, el día que quieras organizar la #quedadaSalamanca me pondré en tus manos.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Sólo puedo darte las gracias por iluminarnos con esos ojos claros y esa sonrisa ámplia, esos ojos tan profundos y esa sonrisa tan cálida como tu post.
    ¡Ah! Y gracias por atreverte a dar ese salto, y sí, aunque hable por los codos a mi también me encanta a veces hacer como tú, quedarme quieto en twitter y leer lo que otros escriben, y en la #quedadamadrid escuchar maravillado lo que los demás decíais.

    ResponderEliminar
  8. ¡Joe, qué bien has contado lo de la Pausa-Café! Ciertamente, la comparación es buenísima, es la auténtica UNCONFERENCE/DESCONFERENCIA: sólo pausa-café, lo demás, ¡sobra!

    Fue un día lleno de emociones, casi todas positivas, y las negativas (en mi caso) solo por la falta de tiempo material para llevarme un poquito de cada unx.

    Me encantó lo poco que hablé contigo, pero la suerte está a mi favor, y aspiro, al menos, a un café en el Renacimiento, para que me cuentes cosas ;D

    ¡Nos vemos prontito!

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena por tu premio Bitácora. Te dejo la dirección de mi blog por si quieres visitarlo, es un blog educativo sobre la lengua española en su historia. Saludos

    ResponderEliminar
  10. ¡Preciosa crónica de la #quedadaMadrid! Además, creo que no has podido describir mejor la experiencia del que se inicia en twitter, veo que a ti te pasó lo mismo que a mí, entré por primera vez, curioseé, escuchaba lo que decían los demás. Pensaba "si digo, algo, ¿quién lo va a escuchar, a quién le va a importar...?" Pero poco a poco fui interviniendo y otros caminos diferentes a los tuyos me condujeron al mismo sitio, el kilómetro cero de Madrid, a la misma hora, el mismo día... Mi primera "desvirtualización" la viví en Getxo, en el encuentro de Aulablog, cuando vi "en carne mortal" a @pvil y @potachov, y la experiencia fue para mí tal cual Tú la describes... Bueno, sólo dos cosas más: me tengo que comprar una libreta roja :) y aquí tienes un enlace a lo que yo he escrito sobre la #quedadaMadrid: http://bit.ly/d7uuid
    ¡Gracias por una crónica tan entrañable!
    ¡#Milsonrisas!

    ResponderEliminar
  11. Gracias a tod@s por vuestros comentarios, me encantaría dedicaros unas palabras a cada un@, os lo merecéis con las cosas tan bonitas que me habéis dejado escritas. Espero tener tiempo para hacerlo, aquí o en vuestros blogs porque cada día compruebo como esa gran idea que fue reunirnos en la #quedadaMadrid ha creado lazos especiales entre los que asistimos, y algo muy importante... unas ganas locas de volvernos a encontrar. A tod@s... Un beso de los grandes y un abrazo de los fuertes.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails