9 sept. 2010

En mi libreta roja : Diversificación

Estos últimos días preparando las listas y organizando el grupo de diversificación recordé algo que tengo anotado en mi libreta roja desde hace tiempo y que estaba esperando que lo comentase aquí.

Creo que está muy bien diseñar programas de diversificación curricular, yo he sido profesora de ámbito el primer año que se implantó, cuando no había ni libros ni materiales ni nada y puedo decir que fue una experiencia totalmente positiva que me mantuvo ocupada y motivada un par de años. Por tanto nada de lo que aquí escriba debe interpretarse como contrario a que se atienda como se debe a quien lo necesite…

diver 3

Y ahí es donde empieza mi reflexión: yo soy tutora de 2º de Bachillerato, normalmente en mi grupo están los alumnos que quieren estudiar medicina, biotecnología y otros grados con nota de corte muy alta (¡mucho!). Puedo decir que los últimos años el porcentaje de alumnos con este perfil en mi clase ronda el 60%  es decir:

  • Alumnos muy motivados para el estudio que se esfuerzan al máximo y que viven dos años con la calculadora en la mano cada vez que reciben una calificación.
  • Alumnos también muy estresados que sufren auténticas crisis de ansiedad que les llevan a quedarse en blanco en los exámenes o a considerar que un 8  es un fracaso total. (¡se sienten fracasados con una media de notable!).
  • Alumnos que siempre han tenido claro lo que quieren estudiar, que no quieren oír hablar de otras opciones, que están dispuestos “a lo que sea” como ellos dicen para lograr su objetivo.
  • Alumnos no necesariamente brillantes aunque si muy trabajadores que piden ayuda y agradecen cualquier refuerzo, cualquier consejo, cualquier clase extra que les facilite llegar a la meta que se han marcado.
  • Alumnos atentos en clase que llevan muy mal las disrupciones de sus compañeros y que reclaman que el clima  en el aula les permita aprovechar al máximo las explicaciones.

De todos ellos cuatro o cinco (en el mejor de los casos) se quedarán en Salamanca estudiando lo que quieren, otros se repartirán por la geografía Española e incluso más allá (¡a Costa Rica se va una alumna mía este año a estudiar medicina!, otros a los países del Este …). Y los que no pueden permitirse el lujo de pagar una estancia fuera eligen otra opción (y vuelta la sensación de fracaso…. ¡se han “matado” para nada!)

No voy a entrar ahora en cuestionar el sistema (eso daría para muchos post) ni siquiera en analizar las razones por las que ahora tanta gente quiere estudiar Medicina. No es el centro de mi reflexión, sencillamente  lo he elegido como un ejemplo que conozco bien.

divers 2

Vuelvo ahora al principio: Diversificación Curricular. Voy a transcribir con mis palabras y a mi manera  los requisitos para considerar un alumno candidato a un programa de Diversificación Curricular:

  • Alumno que quiere trabajar y que se esfuerza por aprender
  • Alumno que puede alcanzar un objetivo si se trabaja con él en un grupo pequeño de sus mismas características y con un programa adaptado a sus necesidades.
  • Alumno que en un grupo-clase estándar no obtendrá los resultados a los que aspira.
  • Alumno que responde favorablemente a una atención más cercana y personalizada.

Y yo me pregunto: ¿ por qué sólo diversificamos en una dirección?

Estoy segura de que algunos de los alumnos a los que hacía referencia al comienzo aceptaría encantado el trabajo en un grupo pequeño, con un programa adaptado a sus “necesidades” que contemple más horas y más días de clase, que pudiese recibir los contenidos utilizando nuevas metodologías que les permitan aprender más, que en esas clases “extras” se pudiesen dar contenidos en inglés, que tuviesen más horas de laboratorio, que puntualmente asistiesen a clases en la universidad, que saliesen al mundo, a la empresa, para preguntar, investigar, aprender, aprender, aprender… y que eso les permitiese estar en mejores condiciones para competir por lo que quieren conseguir. ¿No sería también una buena inversión invertir en apoyo al que quiere saber más? ¿No sería también una buena inversión facilitarles alcanzar un sueño?

Y no se me entienda mal, no estoy hablando de programas para alumnos superdotados que claro que necesitan adaptaciones y así está contemplado en la ley. Estoy hablando de alumnos normales que en condiciones especiales tendrían mucho más fácil brillar.

1 comentario:

  1. Esto me parece muy interesante, pero con muchos matices... En realidad, la conclusión es que cuando, en torno a la media (media de qué), dejas 1 sigma en vez de 2 sigma, seguramente todo el sistema rodaría mejor, siempre que fuésemos capaces de no tildar a unos de buenos,a otros de malos y al resto de mediocres... Grupos pequeños siempre van a ir mejor que grupos grandes ¿no?

    Pensaré en ello un poco más (me estoy volviendo de un teórico que tira para atrás)

    Abrazos!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails