21 nov. 2012

Reflexiones tras el III Congreso del CESED


En primer lugar quiero agradecer al Consejo Estatal de Estudiantes de Educación la invitación y el trato recibido así como a la Delegación de León por la acogida y la organización.
Hablamos una vez más de necesidad de cambio en la educación y del papel que las TIC deben jugar en este proceso (como herramientas no como objetivo).
A continuación os incluyo  la presentación de la ponencia:
Tengo que decir que es muy gratificante compartir con futuros educadores tan comprometidos con su propio proceso formativo.  Les escuché y aprendí mucho de ellos, de sus preguntas, demandas y conversaciones. Es esperanzador ver que están inquietos, que sienten necesidad de que algo cambie, que se revelan contra metodologías y programas que no evolucionan y no se adaptan a las necesidades de un mundo cambiante. Es esperanzador porque sólo si se siente necesidad se buscará hacer las cosas de otra forma pero a la vez es frustrante escuchar que se desesperan viendo que su tiempo de formación se consume sin recibir respuestas:
¿Qué voy a hacer yo el día que llegue a un aula? ¿Cómo voy a imaginar lo que se puede hacer con una PDI si nunca he tocado una? ¿Qué sé yo de metodologías que favorezcan todo eso que desde fuera nos están contando? ¿Cómo se entiende que asignaturas dedicadas a integración de las TIC o a metodologías de aula se expliquen a través de unos apuntes de los que luego hay que rendir cuentas en un examen? ¿Dónde aprendo yo todo lo que necesito saber?
Es evidente que no nos basta con una evolución de los currículos ni con  leyes que pongan parches a tejidos tan desgastados ya por el mal uso. Necesitamos una revolución en la educación y … mientras llega, fortalecer cada vez más las redes de aprendizaje no formal (aprendizaje invisible), cuidar y alimentar ese claustro virtual en el que se aprende sin currículum y sin libros de texto,  en el que experimentamos en nosotros lo que es trabajo cooperativo y compartido, en el que aprendemos en todo momento y en todo lugar convirtiéndonos en Knowmads(1)  (nómadas del conocimiento) para llevar después toda esta experiencia vital a nuestras aulas.

Ese día en León me di cuenta además de que necesitamos invitar explícitamente a entrar en ese claustro a los estudiantes (futuros educadores que tienen también mucho que enseñarnos) porque nadie les ha dicho que existimos ni dónde estamos y no saben dónde aprender lo que sienten que necesitan aprender; De la misma forma que tenemos que hacer presentes a los padres porque tienen que ser ellos los que reclamen también otra educación para sus hijos (pero de esto hablaremos en otros momentos).
Los que vivimos en Red y sentimos que compartimos objetivos y formas de entender la educación sabemos dónde encontrarnos, sabemos lo que nos enriquece compartir y lo que nos necesitamos, por eso puede que no nos demos cuenta (a mi me cuesta ser consciente, lo confieso) de que hay otros colectivos que no han encontrado todavía la puerta de nuestra sala de profesores. Pude comprobarlo charlando con estos universitarios que no reclamaban mejores notas ni más facilidades;  querían saber como y dónde aprender lo que sentían que no estaban aprendiendo en la universidad. Me dejaron un encargo que me queda grande porque yo no soy nadie pero a lo mejor lo lee alguien que si lo es, en la ronda de preguntas a mi ponencia me pidieron que reclamase para ellos la formación que necesitan para que al terminar sus estudios no tengan que llegar a un aula y pedir a sus niños que “abran el libro por la página 6” porque no han conocido otras formas de aprender.
Espero que tengamos la oportunidad de compartir eventos, quedadas y proyectos porque, vosotros, estudiantes vocacionados que dedicáis vuestro tiempo libre a luchar por una educación mejor tenéis mucho que contarnos,  mucho que compartir.
Para empezar os animo a participar en Twitter (seguid a aquellos que sigo para empezar y enseguida encontraréis mucha gente dispuesta a colaborar) y comunidades virtuales de docentes como IneveryCREA, con la que colaboro. En ellas encontraréis profesores, ideas, proyectos… y sobre todo un espacio para hablar, preguntar y establecer vínculos que serán muy valiosos para conocer otras formas de entender la educación. Cuantos más seamos, cuantas más ideas surjan más posibilidades tendremos de encender la mecha que mantenga vivo el motor del cambio.
Gracias por la invitación al congreso y ...yo no sé vosotros,  pero os aseguro, que la que si que aprendió mucho allí fui yo.
Me gustaría mucho recibir vuestros comentarios en torno a la siguientes reflexiones:
¿Cómo podemos ayudar a que los futuros educadores reciban la formación que reclaman? ¿Cómo podemos esperar que los jóvenes maestros enseñen de otra forma si sólo han conocido una manera de aprender? ¿Qué papel juegan las TIC en las formas de enseñar y en las maneras de aprender?
(1) John Moravec llama a los nuevos perfiles profesionales knówmadas por su flexibilidad: pueden trabajar en cualquier lugar, con cualquier persona y en cualquier momento. El aprendizaje invisible, concepto sobre el cual han reflexionado el propio Moravec y Cristóbal Cobo, define el espacio entre el conocimiento y la tecnología. (El aprendizaje Invisible)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails