19 jul. 2011

Ecos de Educa Party

Tres días en Valencia intensos y tres días para “hacer la digestión”. Gracias a la invitación de Educared (gracias, mil gracias) he tenido la suerte de disfrutar de tiempo y espacio para encuentros, reencuentros, desvirtualizaciones, risas, proyectos y sueños.  Mucha pasión concentrada: pasión por enseñar, pasión por aprender, pasión por la educación y por compartir apasionadamente tanta pasión.

265394_10150246191564886_703254885_7081674_8231829_o (1)

De ahí los sueños,  sentada en la última fila de la sala en la que nos reuníamos miraba alrededor y  pensaba:

¡Cuanto genio(1)! entonces fallaba la wiffi  y los genios, con ingenio,  solucionaban el problema: planes B y C ¿Qué mas da? si lo espectacular no necesita wiffi, porque “lo llevan puesto”, lo espectacular son sus proyectos, sus ideas, su entrega. Seguramente que a los que estábamos allí no hacía falta convencernos pero os escuchamos con la boca abierta, igual que escuchábamos al que comía a nuestro lado o a aquel con el que compartimos un café y yo, escuchando, pensaba:

- Que entre todo lo que nos une está la sensación de “solo ante el peligro” ( en nuestro entorno de trabajo que no en la vida, gracias  a las Redes) : con administraciones que no nos atienden, con compañeros que no nos entienden, con directivos que no nos pretenden. A veces (sigo pensando) valoran nuestra práctica como algo exótico, curioso… un profe que hace cosas chulas, que tiene ideas originales y ganas de meterse en “fregados”. Lo que podemos llegar a hacer con un muchacho en uno o dos años que pase por nuestras “manos” no deja de ser una anécdota, la huella de un lunar (¡ojo! a veces tan atractivo que gracias a él consiguen triunfar) porque el resto “no es cosa nuestra”. Por eso, nuestros compañeros, nuestros directivos, nuestra administración que no ven ni siquiera el lunar  no imaginan lo que se puede llegar a hacer trabajando todos de otra forma y sigo a lo mío (o sea que sigo pensando):

280726_10150249372974886_703254885_7097756_5719138_o (1)345266698

- ¿Qué pasaría si fuesen pasando por aquella sala de Valencia  todos nuestros claustros, todas nuestros directivos y nuestras administraciones? pero ¡ojo! uno a uno, para que se encontrasen en minoría, rodeados de “genios”  y pudiesen sentir la pasión desde todos los puntos cardinales. Porque muchas veces llevamos a alguien a casa  a contarnos lo que hace y gusta, pero sigue siendo el raro, el que vive en la luna y propone cosas para “unos pocos”… ¡Qué no! que ¡somos muchos! ¡siéntelo! Yo lo siento:

- ¿Qué pasaría si llevásemos allí a los padres? muchas veces se escucha en las redes: “ojalá que mis hijos tuviesen un profe como tú”. A lo mejor tenemos que empezar por ahí, por enseñar, mostrar, convencer y educar a los padres para que vivan otras formas de enseñar y de aprender,  y puedan así   “ver la luz” ¿No podrían ser los padres auténticos motores del cambio reclamando otra escuela para sus hijos? ¿No deberíamos hacerlos protagonistas, invitarlos a eventos como el que nos ocupa, invertir en su formación?

- ¿Qué pasaría si creásemos un centro (o dos o cinco o mil) con profesores-genios convencidos, con padres conversos en los que todos compartiésemos nuevos modelos de enseñanza  y  que así cada niño que pase por allí salga con la piel llena de lunares de colores distintos, de tamaños diferentes:  autonomía,  creatividad,  seguridad para relacionarse con su entorno,  ganas de seguir aprendiendo? ¿y si todos los niños quisiesen aprender allí? ¿Y si todos los padres quisiesen que sus hijos se formasen allí? ¿no se vería entonces la necesidad de cambiar? (nadie me cobra por soñar)

346597888

Vuela la imaginación y pienso en un espacio y un tiempo para trabajar juntos de forma permanente para proyectar y ejecutar, para aceptar retos, para no tener que convencer ni luchar contracorriente para mover montañas. Un espacio abierto, atractivo (“de atraer”, que atraiga como un imán) dónde poder abrir caminos para mostrar lo que hay al otro lado de los “árboles que no dejan ver el bosque”.

 

(1) Nota:  Cuando hablo de genios no lo digo pensando en élites o elegidos ,  me refiero a  magos como el de Aladino capaces de todo con casi nada (¡sólo desear!). Pude verlos en aquella sala de la Ciudad de las Artes y las Ciencias esperando a que alguien frotase con fuerza la “lámpara” para salir con toda su pasión a  llenar de magia la escuela.

5 comentarios:

  1. Sin duda #eParty sirvió para redescubrir a personas tan maravillosas como tu...seguiremos buscando fuegos artificiales !!!

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo, y me ha encantado conocer gente que está dispuesta a implicarse para mejorar la escuela, aun a costa de sentirse un poco "rara" entre los compañeros. Nos vemos en otro "edusarao"
    Por cierto, ¡enhorabuena por tu blog!

    ResponderEliminar
  3. Es intenso y muy interesante este último post. Refleja muy buenas ideas y conversaciones que tuvimos en eParty. Ha sido un placer poder empaparme de ti en el encuentro. Nos vemos pronto.

    ResponderEliminar
  4. Para mí fue un placer conocerte y compartir al menos un ratito contigo. Además, no siempre tiene uno la ocasión de ver un café del tiempo deconstruido en la factura :-)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Uno sale reforzado de estos encuentros de una manera increíble...
    que bien lo pasamos y como aprendimos, y como siempre con las emociones por delante. Un abrazo y hasta la próxima!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails