15 ene. 2011

Visitantes, residentes e ¿ignorantes digitales?

Es un tema hablado, comentado y discutido muchas veces. Cuando me meto en una conversación de este tipo la veo llegar, se como va a evolucionar y la sensación que voy a tener al final: ¡es inútil!, también se que volveré a proponerme “no entrar al trapo” y abandonar a tiempo para no desgastarme inútilmente pero NO PUEDO.

En este caso fueron las Redes Sociales, en otros Internet o los ordenadores en el aula o la escuela 2.0 pero en todas ellas me encuentro hablando con alguien que afirma rotundamente que “eso no es bueno”. En ese momento se me enciende un interruptor que a pesar de mis propósitos no consigo controlar.

Estoy trabajando con grupos de padres y profesores en el conocimiento de las Redes Sociales y tengo pendiente una entrada valorando cosas  muy interesantes y muy buenas que he han surgido de los distintos talleres pero será en otro momento. Uno de los bloques de formación para profesores consiste en analizar una selección de  materiales, enlaces, vídeos y  propuestas didácticas y diseñar una sesión de tutoría que llamaremos “aprendiendo a vivir en Internet” para aplicarla a continuación  con los alumnos. Al terminar de presentar los objetivos y  la metodología un profesor me comentó que ya estaba impartiendo una sesión en 1º de ESO para que los chicos/as se den cuenta de lo”malas que son” las Redes Sociales. Se encendió mi interruptor y le comenté lo importante de evitar las connotaciones negativas. Una cosa es enseñar a evitar riesgos y otra muy distinta afirmar que todo lo que pueden ofrecer las redes es pernicioso. La respuesta fue rotunda: “es que no van a encontrar nada bueno en ellas”. En ese momento descubrí que no tengo solo un interruptor porque se me empezaron a activar luces de todos los colores. Tengo que decir que el profesor del que hablo es  joven, informático, que tiene vocación de tutor y se preocupa de atender a sus alumnos sin horarios, estando siempre disponible para ellos. Digo esto porque sería fácil interpretar mi entrada como la respuesta de alguien sin interés por la labor que realiza y nada más lejos de la realidad. Tras su afirmación mi pregunta: ¿Qué conoces de las Redes Sociales'? y su respuesta: Yo no estoy en ninguna pero las conozco perfectamente y no creo que se pueda encontrar nada bueno en ellas.

Como el lado oscuro

En definitiva el eterno “No me gustan las lentejas!/ pero…¿las has probado?/ no hace falta porque SE que no me gustan” ahora desemboca en que además “SE lo malas que son” No se lo que contienen ni cómo actúan, me basta saber que a algunos amigos míos les causaron indigestión y que la gente a la que le gustan las lentejas deja de comer otras cosas infinitamente mejores.

Cuando mis alumnos de música me dicen que un determinado tipo de música no les gusta saben que sólo valoraré su opinión y la respetaré si me demuestran que la han escuchado y para ello previamente dejamos bien clara la diferencia entre oír y escuchar.

Afirmar conocer lo que son y como funcionan las Redes Sociales sin formar parte de ninguna es oír sin escuchar. Si queremos que nuestros alumnos nos respeten cuando pretendemos educarles en su uso es imprescindible que les demostremos que sabemos de lo que hablamos para ganarnos su respeto. Las Redes, como la vida tienen sus peligros y sus normas, para las Redes, como para la vida es imprescindible una educación que nos permita  navegar seguros y vivir sin miedo.Para poder educar y que esa educación sea eficaz tenemos que conocer bien aquello que queremos enseñar.

Después de escuchar al imprescindible Jordi Adell citando a David  White me considero una residente digital. Los que lo somos sabemos lo que nos enriquece esa situación. Obviamente cada uno es libre de decidir y vivir su relación con/en Internet a su manera: como visitantes o como residentes, pero nadie (y menos un educador) debería permitirse no poder elegir por no conocer. Sería un tercer grupo de personas que yo llamaría ignorantes digitales (sin pretender ofender, sencillamente el término me parece lo suficientemente clarificador) que de forma inconsciente viven en un mundo muy pequeño sin saber que hoy el mundo es mucho más grande y sus limitaciones les impiden tener una visión real de lo que ocurre “ahí fuera”. La formación en Redes Sociales o en sentido más amplio en Internet, debería tener como primer objetivo que dejen de existir ignorantes digitales y con ellos los fantasmas de lo desconocido. Si luego se convierten en visitantes o residentes digitales será su opción personal, libre y totalmente respetable.

ciudad-2.0

8 comentarios:

  1. La UNESCO y las leyes de Educación hablaban hace más de 20 años de la sociedad cognitiva, sociedad del conocimiento, en relación con las competencias TIC. Aún así, creo que cualquier profesor debería poder elegir ser un ignorante (o incompetente) digital. Lo que no debería permitirse, en mi opinión, es la incompetencia educativa barnizada de competencia TIC.

    Afortunadamente hay a quienes les gusta las lentejas, de modo que los alumnos desarrollarán su pensamiento crítico,capacidad de análisis y decisión sin necesidad de convertir a los que se indigestan sólo con verlas.

    Las resistencias se vencen mejor oyendo y escuchando, también, las razones por las que no quiero comer lentejas; aparcando temporalmente la argumentación y la dialéctica y animando a verbalizar lo que hay detrás del miedo y la resistencia al cambio.

    Tu blog es una magnífica puerta abierta a cualquier visitante. Cuídate de los ignorantes que se acerquen a curiosear, porque querrán quedarse :-)

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Carmen,
    Enhorabuena por esta entrada, tu actitud me pareció correcta. Desgraciadamente continuaremos presenciando críticas similares, pero me conformo con descubrir que las opiniones también cambian, con ir encontrando poco a poco personas con ideas diferentes y lo más importante, presenciar que desaparecen ciertas críticas negativas de esas personas que cegadas por la ignorancia, por el miedo que genera el cambio y la evolución, no se han atrevido a utilizar una red social para poder hablar con propiedad.
    Mi opinión respecto al uso de las TIC en educación es muy breve, cada uno puede hacer lo que quiera (utilizarlas o no), no podemos olvidar que la tecnología es un recurso de apoyo. Pero, no podemos obviar lo que está ocurriendo, la tecnología nos invade: iPad, iPod, iPhone, consolas con acceso a Internet, e-readers, miles de modelos de móviles de última generación con acceso a redes sociales, etc. Con el añadido, que paralelamente, desde que comenzó el boom de la Web 2.0, existen miles de aplicaciones on-line que permiten hacer infinidad de cosas. Mi consejo sobre el uso de cualquier aparato tecnológico y/o sobre el uso de cualquier programa o aplicación on-line: prueba, si te gusta lo utilizas, que no te gusta, lo descartas...
    Carmen, sigamos navegando, continuemos luchando contra las olas, y seguro que iremos reclutando nuevo personal para este pequeño barco de la ilusión, en el que su tripulación jamás olvidará su comienzo en aquella pequeña patera.

    Un abrazo,
    Rosa

    ResponderEliminar
  3. Hola Carmen y compañia,
    Os felicito por vuestra entrada y razonamientos. Coincido totalmente con ellos. No repetiré aquí lo dicho pero si que aportaré una impresion que da peso a vuestras opiniones; he aquí un hecho, Internet, nos encuentra mucho antes esta a nosotroas que nosotros a esta. Internet esta en todas partes,(TV, telefono,coches...) y pronto lo va a estar todavia mas. Internet vivirá en nuestras casas...Internet nos conoce, sabe nuestros gustos y que tipos somos, es necesario que nosotros tambien sepamos de ella. Internet forma parte de nuestras vidas, lo queramos o no, es por ello que tenemos el deber absoluto de conocerla lo mejor que podamos, porque ella será la que acompañará la vida de nuestros hijos cuando nosotros ya no podamos. Quien prefiera cerrar los ojos a la realidad, es su opcion pero mas dificil le será la adaptacion al entorno. Podrán vivir encerrados en sus muros en sus casas sin ordenador, sin Tv?, sin gps?...lo dudo mucho. Tiempo al tiempo.Cada uno necesita madurar a su ritmo.

    un abrazo.
    Elisabet.

    ResponderEliminar
  4. Lo que hace que a algunos "no les gusten las lentejas", aunque nunca las hayan probado se llama miedo; miedo a lo desconocido y, en este caso concreto, a los que están al otro lado del ordenador.
    Es la consecuencia de muchos años en Internet durante los que la mayoría ocultaban su identidad, se hacían pasar por quienes no eran en los chat y aprovechaban para decir aquellas cosas que nunca se atreverían a decir poniendo su cara por delante. Lamentablemente, esto aún sucede; basta con darse una vuelta por los diarios digitales y ver los comentarios que hacen algunos sobre las noticias o las personas, diciendo cosas que no tendrían el valor de decir si tuvieran que firmarlas con su cara y su DNI.
    Afortunadamente, cada vez somos más los que vamos de frente en la red, pero lo otro creo que sigue siendo abundante.
    Desde mi punto de vista esto tendría una solución muy simple y supongo que sencilla técnicamente. La cuestión sería tener que acceder a Internet con el DNI electrónico, como quien accede a algunos de los servicios que existen allí, como servicios de los bancos, de la administración,…
    Si cada vez que uno quisiera conectarse a Internet hubiera que utilizar un lector de DNI electrónico creo que ganaríamos, sería como nuestra documentación para el viaje. Desde luego nadie sale de viaje sin su documentación y eso suele facilitar mucho las cosas.
    Un saludo,
    Javier
    http://www.telefonica.net/web2/diego-rasilla/
    http://fjdiego.wordpress.com

    ResponderEliminar
  5. Dejo un enlace sobre "Internet en la vida de nuestros hijos. Cómo transformar los riesgos en posibilidades". Creo que os resultará útil para quitar el miedo a aquellos que desconecen o no saben ver el lado positivo del mundo de la información y de la comunicación...

    Aquí podéis descargar el documento, publicado por el Foro Generaciones Interactivas
    http://www.generacionesinteractivas.org/wp-content/uploads/2010/08/Internet-en-la-vida-de-nuestros-hijos.pdf

    Un abrazo
    Fátima

    ResponderEliminar
  6. Te doy toda la razón, a la gente le gusta sentenciar y realizar afirmaciones sin tener idea de lo que está hablando. Muy bueno tu razonamiento y no me extraña que se te enciendan lucecitas !mi interruptor estaría echando chispas, a punto de provocar un cortocircuito!

    ResponderEliminar
  7. Hola Carmen, hemos seleccionado tu artículo para publicarlo con su correspondiente cita en el sitio www.estudiarestuderecho.org Este es el link:
    http://www.estudiarestuderecho.org/visitantes-residentes-e-%C2%BFignorantes-digitales

    ResponderEliminar
  8. Τouchе. Solid arguments. Kеep upp the amazing
    effort.

    kate dircksen

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails